jueves, 16 de junio de 2011

10. BIOÉTICA

Debemos partir del principio que el hombre es parte de la naturaleza y debe vivir en armonía con ella .Esto significa que las actividades humanas deben desenvolverse de tal manera que ellas sean compatibles con el mantenimiento y el mejoramiento del entorno ecológico , que lo sustenta y que lo condiciona , y , además , con el respeto y el progreso de los factores culturales que son el fruto de su conciencia moral y de su ser racional (1)


Se transcribe artículo del Dr. Juan Garza de la Comisión Nacional de Bioética de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, por considerar que sintetiza de manera concreta este apartado:


ammveb/Magistral


En la profesión médico veterinaria zootecnista tenemos al Juramento Profesional y al Código de Ética que la FedMVZ editó, las responsabilidades que la ley y la sociedad imponen al ejercicio de nuestra profesión, pero se requieren reforzar en consonancia con los avances de la ciencia y la tecnología, además de considerar el tipo de práctica profesional ya sea privada individual o en asociación, institucional privada o pública en sus diferentes modalidades. En el marco de la Bioética se puede fortalecer la práctica de la Medicina Veterinaria.

Esta presentación tiene como propósito poner a la discusión la conveniencia de incorporar el análisis bioético, la reflexión de la razón, a la toma de decisiones que afecten a los MVZ especialistas en Bovinos, adicionalmente a las implicaciones habituales de tipo económico, legal, ambiental, sanitario ó académico.

El término de Bioética es nuevo relativamente, data de 1971 cuando Van Rensselaer Potter, oncólogo de la Universidad de Wisconsin, lo utilizó por primera vez. Esta ciencia se ha empezado a adoptar por las comunidades académicas y profesionales para orientar los avances científicos y tecnológicos que intervienen en el desarrollo de las diferentes formas de vida.

La Bioética estudia los conflictos morales planteados por las ciencias de la vida, es puente entre biología, moral, ciencia y humanismo. Busca resolver la necesidad de la humanidad de rescatar sus valores y principios morales y preservar su entorno para enfrentar las amenazas que se ciernen sobre la supervivencia del hombre y de la naturaleza.

La Bioética ha estudiado los dilemas humanos frente a las ciencias de la vida, sus temas de estudio se orientaron inicialmente hacia los problemas individuales especialmente de los enfermos, de los pacientes.

Los temas iniciales de la bioética: origen de la vida, desarrollo y la asistencia de la vida y término de la vida, no son ya suficientes pues están primordialmente orientados al individuo enfermo.

En la Bioética, una nueva corriente se orienta a atender nuevos espacios, más alejados del individuo, pero atendiendo a las poblaciones, buscando beneficiar a la sociedad, a los individuos sanos, favoreciendo que se mantengan sanos y atendiendo en forma prioritaria a los núcleos vulnerables de la población.

La integración de los valores éticos con el saber científico en la Bioética se constituye en fuerza de conciencia reflexiva y eficaz para guiar la conducta a favor de la naturaleza, de la salud y de la calidad de vida.

En México, promueve esta disciplina la Comisión Nacional de Bioética, la Ley General de Salud establece que tanto la investigación en salud como la prestación de servicios se sujeten a principios éticos, y existe el compromiso de atender los asuntos de la Bioética como temas prioritarios.

En el sector salud se han preparado Códigos de Bioética y de Conducta para el personal de salud.

Para sobrevivir y desarrollarse, las organizaciones modernas tienen que estar preparadas para el cambio, para la innovación, propiciando cambios que deben ser evaluados, para que induzcan desarrollo para todos y no solamente crecimiento para unos cuantos, para que beneficien a toda la sociedad. Hay un cúmulo de ejemplos en los que los cambios no son favorables y polarizan aún mas a la sociedad, benefician a unos cuantos y amplían las distorsiones sociales. Se han acentuado las diferencias sociales, económicas y el deterioro ambiental.

El crecimiento demográfico, la globalización, la educación, los avances científicos, el desarrollo tecnológico, los alimentos, productos, servicios, la vivienda, el desarrollo industrial, los sistemas de comunicación, el crecimiento y el avance económico no se distribuyen con equidad por lo que se generan desequilibrios, distorsiones, presiones sociales y se afecta al medio ambiente.

No estamos de acuerdo con nuestro modelo de organización pero sabemos que los cambios representan un riesgo que debe orientarse en sentido positivo. Por ello debemos tener presentes las necesidades de la sociedad, nuestras posibilidades y ser convincentes para que cada uno de los miembros de las organizaciones sea partícipe del cambio positivo buscado.

En los hospitales del sector salud, hay Comités de Bioética que analizan casos clínicos que requieren ser atendidos de acuerdo a principios y valores, lo que permite tomar decisiones apropiadas respecto a conflictos. Al igual de lo que ocurre en los hospitales, se ha propuesto que se formen grupos de expertos y miembros destacados e informados de la sociedad que integren Comités de Bioética para que auxilien en la toma de decisiones, en la definición de políticas públicas y privadas y se emitan recomendaciones sobre estudios de caso.

La propuesta de que haya Comités de Bioética que auxilien en la toma de decisiones institucionales surge por la necesidad de atender las consecuencias de los avances en el conocimiento científico y su aplicación masiva que han revolucionado el entorno del planeta y modificado el modo de vida impactando a la sociedad con profundas transformaciones. Los impactos han sido en gran medida positivos al medio, pero en ocasiones las acciones humanas han sido destructoras, devastadoras.

La Bioética debe estar dirigida al bienestar individual, pero también al de la población recurriendo a los medios necesarios para aprovechar racional y armónicamente a la naturaleza, conservando los ecosistemas y preservando la salud.

Los temas de estudio de la Bioética han ido abarcando nuevas dimensiones, que van desde lo personal a lo familiar, científico, técnico, educativo, social, económico, legal y político.

La Bioética tiene la responsabilidad de contribuir a alcanzar un verdadero Desarrollo Sustentable, que obliga a armonizar la política económica, social, sanitaria, educativa y ambiental, lo que presupone promover un crecimiento económico compatible con la manutención de los recursos naturales. Por lo tanto, debe conseguir una mejora en la calidad de vida, tanto para la generación actual como las futuras, con base en principios de eficacia, eficiencia y calidad.

Nuevos programas de Bioética, de carácter integral, interdisciplinario, amplían los espacios de desarrollo de la medicina veterinaria y zootecnia en la educación, la práctica profesional, la industria, el comercio, el medio ambiente y la salud pública.

La búsqueda de una racionalidad económica atenta contra la racionalidad ambiental y afecta el desarrollo social pues se busca maximizar ganancias económicas a corto plazo, provocando costos elevados sobre los sistemas naturales y sociales. La supervivencia del hombre en el planeta depende que mantenga y mejore su relación de equilibrio con: la propia sociedad que conforma, el resto de los seres vivos y los recursos naturales.

En la sociedad moderna se han desviado los valores al sobreestimarse el dinero, el lucro, el interés monetario. Es necesario analizar este fenómeno aplicando modalidades de evaluación y medición para diferentes indicadores, además de la rentabilidad financiera. Se pretende aplicar, revisar y construir indicadores para rentabilidad: ambiental, sanitaria, educativa, nutricional, laboral, social, entre otros.

Las desigualdades sociales se han agravado con la incorporación de nuevos adelantos solamente a ciertos sectores privilegiados, lo que representa un conflicto ético por falta de equidad. Resulta inadmisible que mientras mas adelantos científicos y tecnológicos haya, se agraven las diferencias sociales incrementando la polarización social.

La ética como fuerza moral es el elemento que contribuye a evitar distorsiones en el desarrollo de la sociedad.

Cómo debemos actuar los médicos veterinarios Zootecnistas ante dilemas y conflictos de intereses?.

La respuesta está en los principios fundamentales de la Bioética:

  • Beneficencia, buscar el bien con las acciones
  • No maleficencia, evitando que por comisión u emisión se cause cualquier daño
  • Autonomía, que reconoce y asume la capacidad individual de tomar decisiones sobre sí mismo
  • Dignidad, que hace merecer respeto, consideración y solidaridad ante la integridad biológica y social para el bienestar y desarrollo
  • Equidad y justicia distributiva de los bienes y servicios esenciales para el bienestar del hombre

Nuestras conciencias nos indican que debemos tomar decisiones sobre dilemas y conflictos de acuerdo a nuestros valores.

Los valores incluyen a:

  • La autodisciplina, la diferencia entre lo que se nos ordena y lo que se hace por convicción
  • La compasión, que es más que una emoción, es un sentimiento que no debe confundirse con la lástima
  • La responsabilidad, responder con habilidad a problemas y necesidades asumiendo nuestro rol en el proceso
  • La amistad, sincera, no el cuatismo
  • El trabajo, con superación, siendo útiles actuando por el bienestar de los demás
  • Laborar en forma digna, productiva y con calidad
  • La valentía, tener autoestima, observar y actuar con decisión razonada, no es irreflexión o impulsividad negativa
  • La perseverancia, sin dudas de nuestra capacidad, sin derrotismo, con actitud constante y consistente
  • La honestidad, ser confiable y capaz de convivir armónica y positivamente, dormir tranquilos, obtener un liderazgo por vivir en la verdad
  • La lealtad, saber formar parte de un grupo, ser apreciados por nuestro estilo de vida
  • La fe, tener fuerza para luchar, tener confianza, esforzarse por los ideales

Los dilemas se presentan ante proposiciones de valor similar y competitivo y los conflictos son proposiciones de valor un tanto diferente, una relacionada con el interés primario y otra con el interés secundario.

En virtud de que el desarrollo económico, el crecimiento demográfico y la preservación del medio ambiente con el modelo actual se dirigen en sentidos opuestos y se generan distorsiones, se han buscado opciones para orientar los esfuerzos hacia el bien común. El desarrollo sostenible requiere de la integración de las tres dimensiones: la económica, la social y la medioambiental, en forma indisociable.

Para lograr el desarrollo sustentable, se requiere que las acciones respeten el medio ambiente, sean socialmente equitativas y económicamente viables. La interpretación integrada de estas tres dimensiones, requiere un cambio sustancial de las políticas, programas y acciones en vigor.

En la realidad ha prevalecido una visión sectorial de los problemas y las políticas orientadas a la atención y solución han empleado indicadores independientes para el medio ambiente, la economía y la sociedad. Si se ve a los problemas como si estuvieran en compartimentos separados, se analizan solamente los indicadores sectoriales y las soluciones frecuentemente resultan parciales y contraproducentes.

La economía es parte de la sociedad, la que a su vez existe dentro del medio ambiente. La economía no debe ser el eje conductor de las políticas públicas, debe ser un elemento primordial a considerar en la toma de decisiones, pero no el único.

El deterioro ambiental se genera por la suma de acciones negativas colaterales promovidas por la expansión agropecuaria, pesquera, industrial, por el crecimiento urbano, inclusive por algunas de las grandes obras de ingeniería, acciones que provocan daño a los ecosistemas, a la armonía social y que frecuentemente son trastornos provocados accidentalmente en aras de un beneficio económico.

El listado de los problemas provocados incluye alteraciones en la calidad del agua, del aire, clima, inundaciones, sequía, desertificación, hambruna, pérdida de bosques, de la biodiversidad, salud, epidemias por enfermedades emergentes, desempleo, migración y otros trastornos.

No todo lo que ahora es posible con los avances científicos y tecnológicos es moralmente aceptable (los ejemplos mas devastadores los podemos encontrar en las guerras, el terrorismo, el tráfico de drogas y de especies en peligro de extinción). Además existen limitaciones ya que no todo lo que es moralmente deseable es presupuestalmente posible.

Ante los dilemas que se presentan a los MVZ expertos en Bovinos, es necesario seguir líneas de investigación interdisciplinaria y transdisciplinaria de las que se desprendan proyectos específicos, protocolos de investigación y estudios de caso, dirigidos a caracterizar el presente y transformarlo, privilegiando a la prevención sobre la remediación, así como a conocer las tendencias y modular sus perspectivas, centrándose en emitir recomendaciones y proponer políticas.

Las decisiones son mejores cuando se escucha a expertos, académicos, investigadores, comunicadores, representativos de los campos intelectual y aplicado, de los tres niveles de gobierno, legisladores, empresarios del sector productivo, de transformación y de servicios, organizaciones gremiales, organismos no gubernamentales y líderes de opinión. Por ello los Congresos Nacionales de Buiatría han tenido éxito creciente.

De casos reales que enfrentamos durante nuestra preparación y desempeño profesional surgen algunas reflexiones. Durante nuestra trayectoria de vida se nos presentan situaciones que reflejan conflictos de intereses que requieren ser atendidos como estudiantes, como profesionales, como empleados institucionales, como docentes, como investigadores.

Ejemplos como estudiantes:

¿Qué hacer si no se entiende la explicación del profesor o la del libro? ¿Confesar la ignorancia?

¿Cómo proceder si se presencia que un compañero está copiando en el examen o haciendo algún otro tipo de fraude?

¿Qué hacer si uno averigua que el compañero inventó los datos de la historia clínica o del expediente?

¿Cuántos alumnos aceptaríamos haber actuado no éticamente, presenciado conductas no éticas, ser considerados cómplices, haber hecho algo incorrecto para no quedar mal con el grupo o para no ser mal evaluados?

Como profesionales:

¿Cómo actuar ante situaciones que enfrentan a los valores de la industria con los de la medicina?

· Los valores de la industria incluyen a la innovación, la propiedad intelectual, el mercado, superar a los competidores, la eficiencia y consideran a los medicamentos y productos como mercancía

· La medicina tiene como valores la salud y bienestar de los animales y el hombre, el avance científico, la reducción de riesgos, los valores académicos y considera a los medicamentos y productos como vehículos de salud

Nuestro quehacer profesional nos exige tomar decisiones sobre temas de gran importancia para la sociedad, entre ellos:

· SALUD Y BIENESTAR ANIMAL

· SALUD PÚBLICA

· ABASTO E INOCUIDAD DE ALIMENTOS

· RESIDUOS

· CONTAMINACIÓN DE AGUA Y AIRE

· EDUCACIÓN

En forma individual vemos a los problemas como si fueran externos, provocados por los demás y nos resulta difícil pensar que si actuamos concientemente todos y cada uno en forma simultánea, habremos de contribuir a mejorar nuestro entorno. Campañas como las orientadas a cuidar el agua, la energía, los transportes, a no tirar basura en la vía pública, a proteger los bosques, a no provocar incendios, a salvaguardar las áreas verdes, a respetar a los animales y por ende a nuestros congéneres, a participar en la protección de nuestra salud, son esfuerzos en la dirección para alcanzar una sociedad sustentable, pero aún son esfuerzos aislados. Requerimos de campañas educativas para que todos, absolutamente todos, comprendamos en forma sencilla pero contundente que la solución a los problemas de distorsión no son provocados solamente por el gobierno, o las empresas, o los científicos, por otros grupos, la realidad es que todos los provocamos y todos debemos estar comprometidos a evitarlos, a prevenirlos y si ya se han presentado, a remediarlos.

Para cambiar a la sociedad, para disminuir sus distorsiones, debemos actuar con libertad, eligiendo las mejores opciones, haciendo el bien y asegurándonos de no dañar. En las relaciones entre los seres vivos que dependemos los unos de los otros, los humanos tenemos que actuar con prudencia pero con urgencia.

JG

1. BUSTAMANTE ALSINA, Jorge. Derecho Ambiental . Fundamentación y Normativas. Editorial Abelledo – Perrot .Buenos Aires . Año 1995 . Pag. 17



Etiquetas:

1 comentarios:

A las 27 de mayo de 2012, 9:40:00 GMT-7 , Blogger leydymarcela ha dicho...

SUPER INFORMACION
SOY ESTUDIANTE DE MVZ
ME ENCANTARIA RECIBIR MAS INFORMACION SOBRE ESTE TEMA

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal